Ariana Torres

Ariana Torres es una estudiante de los Estados Unidos que se dedica a la literatura y la justicia social. En esta página, se puede encontrar sus obras.


Tribu

Una lectura de mi propio poema, “Tribu”.

Ésta es la primera obra que he escrito completamente en Español, y fue un reto gratificante componerla. Ojalá que logre explorar el bilingüismo aún más en mi escritura del futuro.


Haiku fotográfico, desde Londres a Sevilla

London 1

Después de meses
recuerdo el sabor dulce
del hogar

 

London 2

Las mujeres negras
están siempre
atrapadas en sombras –

pero sobrevivimos
todavía
en altavoz

 

London 3

Los osos también
sueñan
en tecnicolor

 

London 4

La casa donde vivía
la maestra
de piano es ahora

un boutique del café,
y la calle
ha perdido su música

 

Seville 1

Solo nos escuchan
cuando cantamos el jazz

 

Seville 2

Si fuera un árbol
estaría siempre
esperando el viento

 

Seville 4

Todavía me sorprende llegar
aquí al final
del día y pensar, por fin
estoy en casa


55

Una lectura del poema “55” de Innormal por Carlos Miguel Cortés.

Estaba atraído a Innormal por la belleza de la tapa, pero las obras dentro son igualmente hermosas. Este libro es uno de mis recuerdos favoritos de mi tiempo aquí en Sevilla, entonces tenía todo sentido acompañar esta lectura con metraje de mi sitio preferido de la ciudad, el río Guadalquivir. (Los chicos nadando fueron solo una casualidad afortunada.)


Dos chiquitas maravillas de Sevilla

Uno

Descubrí Patatas Queen por accidente, durante una de las mil veces que me perdí cuando acabé de mudarme a mi vecindario actual. Una mujer estaba situada en frente IMG_1639del restaurante, ofreciendo muestras de las papas fritas. Probé una sin gran expectativas, pero el sabor me enganchó de inmediato.

Unas semanas después, durante que olvidé a dónde estaba el restaurante y tuve que buscarlo, lo encontré ode nuevo. Decidí comprar un conejo de las papas fritas que me habían encantado—pero cuando empecé a comerlas, estaba decepcionada al primer gusto. No había nada especial sobre estas papas.

Quizás la primera vez que las probé, tenía muchísimo hambre. Todavía no sé. Pero Patatas Queen sigue siendo unos de mis sitios favoritos de Sevilla, si solo porque me costó tanto trabajo encontrarlo a propósito.

Dos

Esta pared está a la vuelta de la esquina de la biblioteca pública “Infanta Elena”. Cuando llegué a Sevilla, ya sabía que necesitaba encontrar la mejor biblioteca en la ciudad: allá, la encontré.IMG_1592

Pedí una tarjeta para prestar libros, y desde este momento, he tenido acceso a una gran variedad de literatura. El primer libro que presté fue What is the What de Dave Eggers; leí la mayoría del texto sentándome al lado del río.

Pero algo quizás menos conocido sobre la biblioteca es que existe un atajo para accederla, que corta a través del Parque de María Luisa. Durante el camino, se puede encontrar un aparcamiento abandonado lleno de graffiti. La obra en esta pared es una de mis favoritas, y verla es otro placer de visitar a la biblioteca.


Orca

Acerca de las ciudades

He pasado toda mi vida soñando con vivir en una gran ciudad. Baltimore, donde me crié, nunca me ha satisfecho: no tiene ni vistas glamorosas ni edificios altos, y me parece demasiado pequeño para proveer la emoción y la aventura para que las ciudades tienen fama.

Decidí cuando era niña que viviría en la ciudad de Nueva York después de graduarme de la universidad. Tiene todo lo que mi ciudad natal falta: barrios enormes, millones de ciudadanos, y tantos restaurantes y tiendas que nunca podría visitar a todos. Es el tipo de sitio que impide el aburrimiento, la calidad que me importa más que todos.

Pero desde que estoy en Sevilla, me ha dado cuenta de otras calidades que las ciudades pueden ofrecer – calidades distintas pero de no menos valor.

Sevilla tiene algo que ninguna de las otras ciudades que he visitado puede afirmar: una belleza tan natural como industrial. Las plazas son pobladas por árboles florecientes, y los árboles por pájaros diversos. Sentarse al lado del río y leer una novela es uno de los placeres más sencillos y preciosos de la vida. A la misma vez, hay calles estrechas que se llevan a boutiques, cafés brillantes y un ecosistema complejo de taxistas, ciclistas y peatones adaptados a coexistir. Ambos lados, lo orgánico y lo manufacturado, se mezclan sin preocupación.

No puedo decir que me gustaría vivir aquí en Sevilla—todavía tengo la intención de construir mi vida en el ruido y la luz de Nueva York. Pero sí es verdad que actualmente veo el atractivo de ciudades como Sevilla: aun si se pierdas aquí, puedes estar seguro que te encontrarás en un lugar bellísimo.


El Arte Público

IMG_1229

Todo el mundo interactúa con el arte público, aunque a veces no lo se da cuenta. Por toda la ciudad de Sevilla, hay ejemplos de obras de arte creados por la exposición pública; no son mantenidos en museos sino en las calles, donde toda la sociedad tiene acceso a su belleza y inspiración. Unas de estas obras mejor conocidas son Las Setas, el monumento modernista que llena el cielo sobre la Plaza de la Encarnación.

IMG_1434Pero el arte público incluye mucho más que los monumentos y la arquitectura, las dos formas más bien conocidas. También puede referir al graffiti en las paredes, como esta obra situada en la Avenida Torneo. En sitios urbanos, el graffiti a menudo es unas de las formas populares para expresar la identidad y las ideas. Inyecta color en las calles y llama la atención a la viveza de la ciudad.

fullsizeoutput_964

Una forma muy relacionada con el graffiti es el mural; es ejemplificada por esta obra más política abogando por el sufragio de Chilenos viviendo afuera de su país. Un propósito vital del arte es participar en el discurso sociopolítico, una meta mejor lograda cuando las obras están situadas en espacios públicos, para el consumo intelectual de todos. Además de embellecer, obras así inspiran y impulsan.

FullSizeRender 2Esta obra es una de esas que la gente no suelen reconocer por su potencial artística: aquí se ve el Puente de Isabel II, o el Puente de Triana, donde varias parejas han puesto candados para simbolizar sus relaciones. La mayoría son decorados con fechas, iniciales y declaraciones sobre la eternidad de su amor. Aunque es seguro que la primera pareja que cerró su candado no predecía su impacto, el Puente se ha convertido en un sitio de colaboración artístico; se puede ver como una escultura interactiva, que invita las contribuciones de cualquier “artista” enamorada.