Cine

“Bodas de Sangre” por Carlos Saura

Acabo de ver Bodas de Sangre (1981) por Carlos Saura por la primera vez, y esta película ha 220px-bodasdesangrecambiado mi idea de lo que una película debe ser. Es una de las películas más diferentes que he visto, y eso es porque la película es un baile. Más específicamente, una interpretación de la obra Bodas de Sangre por García Lorca en baile flamenco. Pero todavía es una película, y por eso, trae muchos aspectos nuevos a la idea típica del cine.

La película empieza con una foto de los bailadores representando la boda de Bodas de Sangre. Después, vemos un camerino con un hombre, Leonardo (Antonio Gades), el director del baile. Muy pronto muchos bailadores llegan y empiezan a prepararles. Todos se están maquillando las caras y peinando el pelo. En el fondo, hay un hombre tocando la guitarra mientras otro está cantando. Próximo, vemos a Leonardo en primer plano, y escuchamos un voz en off de su vida y como ha llegado de ser bailador. Después, todos los bailadores van a otra sala para calentarse. No hay dialogo, solo vemos los bailadores hablando y practicando, como la vida real. Después de se calientan, se preparan para el baile. Vemos las mujeres y los hombres en sus camerinos, vistiendo y hablando. Ahora viene el parte principal de la película: el baile. Los actores bailan una interpretación de Bodas de Sangre. Solo vemos el baile, escuchamos la música de los guitarras, y a veces las voces de los cantantes. La película termina con los tres personajes principales, la mujer y sus dos amantes. Los amantes están muertos en el suelo y la mujer tiene sangre en su vestido de boda, mirando en el espeja del estudio de baile. Al final, vemos los bailadores en la foto de la boda otra vez, la misma imagen que el principio de la película.

Lo que es más importante en Bodas de Sangre es el movimiento de la cámara. La película parece casi como un documental, y no hay dialogo ni muchas escenas. En el principio cuando los bailadores se están preparando y maquillando, hay muchos planos interesantes. Vemos los músicos tocando la guitarra y cantando, y la camera hace una panorámica para que podamos ver los bailadores en la sala al lado. He mencionado el plano con Leonardo enfrente de su espejo y la entrevista en voz en off. Saura hace algo my interesante aquí, porque la cámara está en el lugar del espejo. Parece como Leonardo está mirando a nosotros, casi rompiendo la cuarta pared. Pero, por lo general, el enfoque de la película es el baile. Saura usa planos muy largos durante la película, para que no pare la fluidez de los bailadores. La cámara sigue los bailadores, a veces enfocando en diferentes partes de los cuerpos para énfasis, como un pie o una mano. A veces, la cámara mueve como un bailador también, balanceándose y girando entre los personajes. Sentimos como estamos parte del baile.

El uso del sonido en Bodas de Sangre es increíble también. Parece como las únicas palabras del guion son las de la entrevista de Leonardo. La única música es la de la guitarrista y el cantante. A veces, los bailadores cantan también y hacen sonidos con sus pies o sus manos. Quizás el mejor uso del sonido esta durante la lucha entre los amantes, porque no hay sonido. Los bailadores mueven lentísimo, un uso extraordinario de coreografía también. La cámara mueve alrededor de los amantes, y crea un sentido de suspenso fuertísimo. Cerca del final de la lucha, la gente empieza a cantar en una manera muy ominosa. Sabemos que va a pasar, y por fin, los dos amantes están muertos. Esta escena es increíble y llena de suspenso, tensión, y emoción.

Me encanta esta película. Permite al espectador a experimente el baile en una forma completamente nueva. Podemos ver lo que ven los bailadores y sentir lo que les sienten. Muestra lo que una actuación en directo no puede. Recomiendo Bodas de Sangre a todas las personas que tienen algún interés en el cine, el baile, el teatro, el arte, o la música, porque combina todas estas cosas en una gran obra.

Por Bailey Tillman

“También la lluvia” Reseña de Cine

“También la lluvia,” por el director llamado Icíar Bollaín, es una película increíble de 2010. La película es una drama con un actor mexicano que es muy famoso en Los Estados Unidos se llama Gael García Bernal. La trama es interesante porque un director llamado Sebastián y un productor llamado Costa viajan a Bolivia para grabar una película sobre la conquista de Christopher Columbus. Pero, Bolivia no es un país seguro para hacer una película. La gente es pobre y ellos están protestando sobre un crisis agua en su país. Costa contrata a estas personas en su película, una decisión muy peligrosa. Durante la película, Sebastián y Costa enfrentan cosas y decisiones muy difíciles con sus extras y trabajadores.

tambien-la-lluvia

En mi opinión, esta película es perfecta porque es dramática y realista. Hay muchos problemas en Bolivia con la gente pobre. La trama de “También la lluvia” es interesante porque los problemas en esta película son intensos y auténticos. El director y el productor no pagan a sus extras de Bolivia mucho dinero. Estas acciones de abuso de sus empleados son similares a las acciones malvadas de Christopher Columbus. Me encanta esta película porque su guión sobre la vida de Columbus se convierte en su realidad.

También, me encanta el estilo de la película. La película es fascinante y tiene acción como Hollywood. Pero, la película es de buena calidad. Muchos veces, las películas de Hollywood tienen demasiada acción. “También la lluvia” tiene la cantidad perfecta de acción y drama. Me gustan muchos planos porque la cámara está cerca de las caras de los actores. Hay muchos primeros planos durante la película. Me gustan primeros planos porque puedo ver las emociones de los actos y hay mucho efecto dramático. Al final de “También la lluvia,” las emociones son muy altas. Sebastián y Costa necesitan hacer una decisión. Ellos pueden ayudar a un trabajador y su familia o terminar su película. Hay muchos fotos de caras y primeros planos al final.

Recomiendo que muchas personas miren “También la lluvia.” Hay preguntas morales en esta película que son muy difíciles sobre cultura, dinero, trabajar, morales, y derechos humanos. La película fue nominado para el “Acedemy Award” en el año 2011. La película tiene buena interpretación, un buen guión, y una trama muy importante y realista. Yo pensaba sobre crisis moral durante la película y sentía muchas emociones. “También la lluvia” es una película artística y una película con un mensaje muy importante y muy interesante.

Por Camille deBrun

Al lado del río

por Joseph Szczybor, Harsha Neerchal, Taylor Burger y Marina Shea


Julieta – La nueva de Almodóvar, para bien o para mal

original

Ahora un director maestro, Pedro Almodóvar ya ha desarrollado una fórmula de éxito que ha utilizado muchas veces. Su nueva Julieta nos cuenta la historia de esa mujer, quién, aunque está al punto de salir de Madrid con su novio, al encontrarse con nuevas noticias de su hija, misteriosamente pretende cambiar todos sus planes. Con Julieta, Almodóvar nos ha regalado otro film muy característico de su estilo, y mientras que algunos rasgos salen bien y otros menos, todo es muy almodovariano.

Aquí surgen todos los tropos de Almodóvar — los colores brillantes, las narrativas complicadas, el flashback fundamental — para bien o para mal.

Si te gustan los colores de cada película de Almodóvar, entonces estarás contento en casi cada secuencia de Julieta. Momento por momento, el español mantiene su sello estético. Los colores brillantes y contrastantes llaman la atención: la ropa, las bolsas, los asientos de trenes, los árboles, los coches, el cabello del personaje principal y más. Almodóvar ha creado una estética propia y la mantiene maravillosamente para recordarnos en cadaWpelicula-julieta-almodovar-imagen-01 momento que el film es suyo. Utilizando un flashback dilatado para relatar los orígenes de la situación actual, los colores almodovarianos que representan los años 80 salen mejor ahora que salían en sus películas de la propia época. La estética anacrónica nos llama la atención con su belleza y su singularidad, ahora con la cinematografía refinada y contemporánea de un director experimentado. Desde el contraste del cabello rubio con un jersey azul celeste hasta el empapelado estampado de un piso en Madrid, los colores no pesan sino brillan, literalmente y de un sentido cinematográfico.

Por otro lado, lo que pesa es la trama. También de estilo muy almodovariano, Julieta nos guía por caminos torcidos de narración marcados por giros casi innecesarios. En vez de construir un argumento razonable en que sentimos el flujo de la acción, esta película más reciente de Almodóvar nos da la impresión de que es una serie arbitraria de acontecimientos que sólo se unen uno tras otro debido a la voluntad del guionista. No obstante, no es un rasgo nuevo del director ni un error — de hecho, es lo que prefiere hacer siempre.

Además, con un argumento tan arbitrario, no nos debería sorprender si el desenlace nos deje en un momento igualmente arbitrario.

No obstante, Julieta agradablemente utiliza un simbolismo obvio y a la vez suave que añade algo concreto a la trama complicada por el uso de unos objetos recurrentes. Además, unas secuencias (como la que hace referencia el cartel de la película) son verdaderas obras artísticas de la cinematografía y la creatividad fílmica.

Sin embargo, con tantos giros, es imposible desarrollar profundamente un personaje. Es decir, a pesar del hecho de que el título de la película sea el nombre de su personaje principal, ella es casi de reparto comparada con el argumento complicado que le rodea a ella. Su carácter no parece natural ni razonable sino una amalgamación de los rasgos que interesan al guionista. Pero esto tampoco es nuevo ni una equivocación por parte de Almodóvar. Prefiere crear una trama fantástica y no piensa mucho en la profundidad de los personajes.

Además, Julieta, como cada film del director, se sitúa en una delgada línea en cuanto a la seriedad. De todos modos, sus películas son melodramas, y ésta no es una excepción. La representación muy dramática realizada por los actores combinada con las situaciones trágicas y la estética ostentosa nos hacen preguntarnos si es una broma o algo serio. En Julieta, la respuesta no sale muy clara. Obviamente, la muerte y la obsesión son serias, pero con esta nueva obra de Almodóvar, alcanzan un nivel tan melodramático que no podemos empatizar. Pero tampoco es comedia. Representa un estilo propio que domina Almodóvar con maestría desde hace muchos años.

En definitiva, Julieta es una película muy de Almodóvar. Lo que ha hecho antes, lo hace otra vez, y lo hace bien. Al otro lado, si no te ha gustado en el pasado, este nuevo film no te cambiará la opinión inicial.

Por Joseph Szczybor


Ashley Ahl, Rachel Moyer, Shannon O’ Malley, Jesus Sandoval, Lauren Tracy, Bridget Velez and Sean Wallisch
Primavera 2016


por Marina Shea , Taylor Burger , Joe Szczybor, Harsha Neerchal, Noah Kahan



de Bridget, Ashley, Rachel, Lauren, Sean, Jesus, y Shannon


por Marina Shea , Taylor Burger , Joe Szczybor, Harsha Neerchal, Noah Kahan




Ashley Ahl, Rachel Moyer, Shannon O’ Malley, Jesus Sandoval, Lauren Tracy, Bridget Velez and Sean Wallisch
Primavera 2016

Sevici

Primavera 2017