Melissa Bellerjeau

Acción de Gracias en Sevilla

Este año fue mi primer año de celebración de Acción de Gracias fuera de los Estados Unidos. Es una fiesta americana que data de los primeros colonos para dar gracias por lo que tenemos y celebrar la cosecha de otoño. Se cree que el primer Día de Acción de Gracias ha sido una fiesta pacífica entre los peregrinos y los nativos americanos. Es tradición pasar tiempo con su familia, dar gracias y comer una comida grande, donde el pavo es el alimento principal. Algunos de mis amigos de Centroamérica y yo alquilamos un apartamento Airbnb en Triana. Mi familia normalmente come pavo, puré de papas, salsa, salsa de arándanos, maíz, cazuela de judías verdes y galletas. Para el postre, tenemos pastel de manzana y pastel de calabaza. Yo era consciente de que algunas personas comen diferentes alimentos para el Día de Acción de Gracias, pero no el alcance de las diferencias hasta discutir las vacaciones con mis amigos estadounidenses en Sevilla. Por ejemplo, mi amiga Lea es italiana y su comida de Acción de Gracias incluye pasta. La mayoría de mis amigos dijeron que comieron macarrones y queso el Día de Acción de Gracias. Mi familia no. Mi amiga, Allison es de Virginia y se sorprendió al escuchar que las galletas que mi familia come en Acción de Gracias provienen de una lata. Su familia tiene galletas caseras. En este Día de Acción de Gracias nos comimos macarrones y queso, crema español, galletas, puré de patatas (hecha por mí), salsa (también hecha por mí, pero no era muy bueno, admito que se quedó corto de mis estándares de casa). Para el postre, tuvimos arroz con leche. Y había un montón de vino para ir alrededor, algo que no estoy acostumbrado en el Día de Acción de Gracias, porque sólo tengo 19 años. Hemos cocinado todo en esta pequeña cocina mientras escucha villancicos. En la mesa, todos nos tomamos las manos para orar antes de nuestra comida y luego nos dirigimos a la mesa para decir lo que nos agradeció. Yo estaba a kilómetros de casa, pero comer comida americana, rodeado de gente que me importa, se sentía como en casa.

La Cultura de Esperar en Sevilla

Alrededor del mundo, hay zonas horarios diferentes. Esta es un metáfora para las diferentes cambias que personas usan su tiempo. En los Estados Unidos, el tiempo pasa en prisa. La gente anda muy rápida por la calle. Conduce rápida y agresivamente. Quiere recibir su cuenta inmediatamente después de comprar un cosa.

En Sevilla, normalmente la gente anda de una manera relajada. No tiene prisa. Es con cierta confianza dicen, “Me voy a llegar a mi destino. Está bien.” En Sevilla, muchas veces, si el semáforo está en rojo pero no hay coches viniendo, la gente espera para que cambie el semáforo. Después una cena, la camarera puede esperar un hora antes de que le trae la cuenta. Habia leído sobre este estilo de vida y había pensando que no significa nada llegar tarde a eventos, como las clases o cenas, por ejemplo, pero no es verdad.

Es curioso. Es una manera de ser.

http://revistasacai.com