Nicole Romanzo

Nicole Romanzo es de Boston, Massachusetts.  Ella asiste Siena College, donde estudia Biología y Español.  Ella quiere ser una neonatólogo y trabajar en un hospital en Boston o Philadelphia.


Nápoles, Pompeya, Monte Vesubio, y Roma, Italia

Para el primer fin de semana de Feria, fui a Italia.  Hace tres años, viajé a Roma, pero nunca he ido a Nápoles, Pompeya o el Monte Vesubio.  En este viaje, fui a los cuatro sitios para conocer más de Italia.  El viaje era increíble y no quise salir.  Todavía, quiero regresar a Roma y otras ciudades en Italia.


Tres Chicas con Trajes de Flamenca

Durante la Feria,  mi compañera de cuarto, una amiga, mi novio y yo fuimos a la Plaza de España para tomar fotos con nuestras trajes de Flamenca.  Durante nuestra tiempo allí, muchas turistas nos pidieron una foto.  Nos divertimos mucho y ahora tenemos fotos buenas.


Sintra, Portugal

Sintra es una ciudad afuera de Lisboa, Portugal. Tiene muchos palacios y castillos y es una ciudad llena de historia. Fui con tres amigas un fin de semana para visitar a Lisboa y decidimos ir a Sintra. Empezamos el día con una tostada con nutella en la mañana, y después, anduvimos a la estación del tren. Tomamos el tren a Sintra, y vimos mucho del paisaje de Portugal durante nuestra viaje. Cuando llegamos a Sintra, compramos billetes a un palacio y decidimos a ir a una mansión primera. La mansión, la Quinta da Regaleira, fue increíble. Había muchos flores y diferentes tipos de plantas. Subimos torres y bajamos escaleras en un pozo. El interior de la casa estaba restaurado y tuvo muchas cosas antiguas. Después, regresamos a la ciudad para almorzar y comimos comida típica de Portugal.

Fuimos a un palacio cuando terminamos a comer. El palacio se llama el Palacio Nacional da Pena. Estaba encima de una montana, y tuvimos un coche descapotable al palacio. Todo era magnifico. El palacio tuvo muchos colores y flores y las vistas eran increíbles. Me encantó el palacio y no pude imaginar la riqueza que los habitantes tenía. El interior del palacio era muy grande. Un rey había vivido en el palacio con sus dos esposas y cada uno había cambiado los cuartos.   Su segunda esposa tuvo cuartos para sus criadas y su secretaria, había muchas salas de espera y todo era muy elegante. El cuarto que me gustó más era una sala grande con un piano donde había fiestas y reuniones. Después de la visita al palacio, regresamos a la estación del tren y a Lisboa, estábamos muy cansadas, comimos un poco de pasta para la cena y dormimos muy bueno.

La canción en el vídeo es Fado, que es típico de Portugal.


Los Tesoritos de Sevilla

Mi comida favorita del mundo es el helado. Durante los dos meses que he estado en Sevilla, he comprado helado 20 veces. Cuando alguien me da una opción de escoger entre helado y otra comida, siempre escojo helado.   Cuando llegué a Sevilla, unas de las primeras cosas que hice con mi compañera de cuarta era comprar el helado. Después de un guía por la ciudad con el centro norteamericano, fuimos a la heladería La Abuela. Compramos helados y nos divertimos mucho probando y escogiendo sabores. En los días siguientes, regresamos a La Abuela y hablamos mucho y nos hicimos amigas. Quisimos una cambia de postre y para el día de San Valentín, dos amigas y yo fuimos a la tienda Buenabuelo para comprar Palmeras porque se parece a corazones. Otro día, compramos un café y buñuelos, y sentamos al lado del catedral para comerlos, hablar, y mirar a los turistas.

Había unas semanas en que no compre helado porque hizo mas frio y quise algo mas caliente. Hace una semana, quise helado otra vez y después de conocer a los alemanes y holandeses, Marissa y yo decidimos a ir a una heladería que era nueva para mi. Fuimos a Bolas para probar el sabor de “Sevilla Mora” que está hecho con frutas secas y nueces. Yo escogí los sabores de stracciatella y Sevilla Mora. El helado tuvo un sabor muy rico y ahora, Bolas es mi heladería favorita.


Londres, Reino Unido

Hace dos semanas, fui a Londres para visitar a mi novio y explorar la ciudad.  Me encantó la ciudad y mi tiempo allí.  Solamente me quedé en la ciudad para tres días y ya quiero regresar.  Hicimos mucho en los tres días que estuve allí.  Fuimos a los sitios más turísticos: a una obra de teatro y de compras.  También compramos “freakshakes” que son batidos grandes con postres encima.

El primer día, fuimos a un café para desayunar.  Empezamos con una canasta de pasteles que tenía croissantes, pan con mermeladas diferentes y nutella, pasteles de formas diferentes, y magdalenas.  Después, comimos panqueques con plátanos y yogur con granola.  Toda la comida era fabulosa y estuvimos en el café por casi dos horas.  Después de nuestro desayuno, fuimos a un mercado que se llama Covent Garden.  Había tiendas con ropa, galletas, y té.  También, había un cuarteto de cuerda tocando música de Mozart.  Era un lugar muy mono con mucha gente, pero menos turistas que otros lugares.

Anduvimos por las calles y fuimos a la Plaza de Trafalgar.  Había gente vendiendo arte, cantando, y dibujando en el suelo.  Tomamos fotos con unas estatuas y después fuimos a la Galería Nacional de Londres.  Había muchísima arte y vimos obras de Goya, Manet, y van Gogh.  Para el resto del día, caminamos por la ciudad y tomamos unos buses para regresar a la Universidad de Roehampton.

Los dos días próximos fuimos a lugares más turísticos.  Fuimos a Big Ben, Buckingham Palace, y Westminster Abbey.  Mi lugar favorito era Buckingham Palace.  Vimos la cambia de las guardas y había guardas montando a caballos.  El palacio era muy bonito y las plantas y la cesped estaban de formas perfectas. También, fuimos a “La Fierecilla Domada” en el Teatro Glóbulo de Shakespeare.  La obra es graciosa, pero trata de ideas importantes, como bodas de conveniencia y el tratamiento de las mujeres.

Me encantó mi tiempo en Londres y quiero regresar una vez en el futuro.  Hay mucha más que me hace falta ver en la ciudad que no pude ver en tres días.  Estaba un poco triste cuando regresé a Sevilla, pero todavía hay más países en Europa para visitar este semestre.


Sevilla, España

Ahora, llevo un mes en Sevilla.  A mí me encantan la ciudad, la gente, y el ambiente que he encontrado aquí.  Cada día, paseaba al sol, andaba a mis clases, y exploraba Sevilla.  Los primeros días me agobiaron, pero cuando me di cuenta que sería capaz de conocer amigas nuevas y comunicar con la gente sevillana, me relajé.  He hecho muchas cosas en el mes pasado.  He viajado a otras ciudades y países con mis amigas, he explorado Sevilla, y también, he terminado dos clases.

Sevilla es una ciudad maravillosa.  En general, la gente es amable y está feliz cuando trato de hablar en español.  Siempre hay personas con sus perros e hijos en las calles, hay personas en las cafeterías pasando el tiempo con amigos, también hay muchos cochecitos, bicis, turistas, y sevillanas.  Hay gente en las calles durante las noches del fin de semana tomando unas cervezas  y divirtiéndose.  No hay mucha lluvia, sino sol.  Las Sevillanas son felices y amables, y he pasado un buen tiempo en Sevilla.

Giralda.jpg

Sevilla desde la cumbre de la Giralda

Plaza de Espana

La Plaza de España

Con mis amigas, he ido a muchos lugares turísticos, pero también nosotros encontramos unos lugares nuevos con menos personas.  Fuimos al Museo de Bellas Artes en unos de los primeros fines de semana, al Catedral y al Real Alcázar.  Fuimos a Las Setas, una estructura enorme de madera, y a la Plaza de España.  Todos los lugares habían sido magníficos y increíblemente bellos.  En el Real Alcázar hay jardines grandes con muchas plantas diferentes y árboles de naranjas.  La Giralda tiene vistas impresionantes de la ciudad y puedes ver todo cuando llegas a la cumbre.  La Plaza de España siempre está llena de gente y los edificios son maravillosos.  No había un lugar que no me gustaba y creo que no voy a encontrar uno fácilmente.

Atardecer

Un atardecer en Sevilla

Mi compañera de cuarto y yo hemos ido a unos barres y cafetería para comprar bebidas, postres, y café con leche.  También, hemos comprado helado muchas veces.  Nuestra tienda de helado favorita es La Abuela, y nuestra tienda de pasteles favorito es Buenabuelo.  Hemos probado unas tiendas diferentes porque nunca podemos resistir las dulces.  Me cae bien con mi compañera de cuarto.  Es interesante aprender sobre ella porque tenemos vidas muy diferentes.  Ella tiene una concentración en arte, le gusta tocar la guitarra y asiste una universidad en California.  Somos muy diferentes, pero también, tenemos semejanzas y ella es una persona muy simpática.  Estoy muy feliz que puedo vivir con ella.

He ajustado a la vida de Sevilla en el mes pasado y ahora, parece como he vivido en Sevilla para un año en ves de un mes.  He aprendido mucho de la ciudad y de mi mismo a causa de mi tiempo aquí.  Yo tenía que estar más extrovertida y tratar cosas nuevas, y estar más  espontánea  con mis planes.  He tenido el poder de viajar y pasear tiempo afuera de la casa.  He hecho amigas nuevas y hablado a Sevillanas.  Todo de Sevilla me cae bien y la ciudad siente como un hogar segundo.

Guadalquivir

El Río Guadalquivir