Vida Diaria

FullSizeRender-3.jpgFullSizeRender-17.jpgFullSizeRender-19.jpgFullSizeRender-18.jpgFullSizeRender-80.jpg

El Catolicismo en Sevilla

Sin duda la arquitectura y diseño de muchas basilicas fueron ejecutadas en España. Una ciudad reconocida por lucir bastante arte barroca, Sevilla exhibe su orgullo católico a través de grandes pintores como Velásquez y Valdez. Tan auténtica es la ciudad en mostrar su opinion contra-reformal de aquel tiempo, que yo consideraría Valdez a ser el artista barroco más importante de España y toda Europa.   En aquel tiempo de los reyes católicos, la religion constituía el pensamiento dominante. Ya que la religión y la política pertenecían en el mismo dominio, se necesitaba entrelazar ambos mundos. La mayoría del pueblo eran creyentes hasta el siglo de oro en cual la reforma protestantista tomo existencia. Una motivación principal de cuya reforma era des-hacer la credibilidad de la iglesia católica. Sin embargo, con la manifestación de modos expresivos a través del arte, la iglesia católica pudo responder a esta ocurrencia en forma de demostración.

Es seguro, por lo demás, que las esculturas religiosas de santos/ virgenes y cristos son auténticos retratos, y en ello se revela también la verdadera vocación de quien era la audiencia de cuyo tiempo. Un pintor sevillano, con grandes vuelos, Valdéz, comunicaba la importancia del catolicismo en España. Acostumbraba trabjar con retratos, gama de color de tonos pardos, sombras espesas, intenso uso luminoso. También en sus obras se veía el enfoqué a los paisajes con los aspectos individuales—los rostros y retratos. Pero más que nada, el era un artista barroco. El estilo barroco ilustraba un contraste grande del oscuridad y la luz. Por cierto, era gran amigo del fundador del Hospital de La Caridad, Miguel de Mañara el cual fue retratado muerto y al lado de un obispo.

12814380_1049635801760105_3567179656113965791_n.jpgComo vemos en esta foto, los elementos contrastes son evidente. Grandes ventanillas iluminan la basilica tal y como el tinte de las paredes. Toques de oro facilitan la entrada de la luz. La luz simboliza a el espiritu santo y como vemos, casi siempre las ventanas están colocadas en el techo para representar la iluminación del espiritu santo. También si nos enfocamos en la caligrafía del techo, nos fijaremos en el escudo de la orden jesuita. En los tiempos del siglo XVIII el barroco deseaba exhibir una representación católica para así re-establecer su poder en los asuntos politicos y económicos.

(Por: Perla Ocádiz)


Un vistazo a la Feria de Sevilla

La experiencia de la Feria de Sevilla con amigos del Centro.

Por Marina Shea